Por desnutrición y pobreza fallecerán 10 mil niños mexicanos este año

Autor: ERNESTO PEREA

El modelo de libre mercado, que derivó en un negocio de 60 mil millones de dólares en comida “chatarra”, sumado a políticas públicas mal orientadas, ocasionará que este año mueran en México 10 mil niños por causas asociadas a la desnutrición y la pobreza, afirma Abelardo Ávila Curiel, investigador del Instituto Nacional de la Nutrición Salvador Zubirán (INNSZ).

El saldo de las políticas neoliberales para el país ha sido desastroso, añade, dado que en los últimos 30 años “se nos murieron un millón 300 mil infantes; y ni cuenta nos dimos, que es lo más grave”.

Pero detrás de este cálculo demográfico hay vidas reales de niños. “Toda muerte –subraya– es lamentable, pero una muerte infantil evitable es inaceptable y es algo que estamos permitiendo y ni siquiera somos conscientes de ello”, lamenta.

El problema de la malnutrición, sumando desnutrición y obesidad y sobrealimentación en la población mexicana está teniendo un efecto verdaderamente catastrófico, recalca en entrevista con Imagen Agropecuaria.

La mayor parte de la población en edad productiva –advierte– está dañada en su sistema digestivo y los costos de atención para atenderlos no son financiables en el tiempo. Datos presentados en diversos foros por el doctor Ávila Curiel revelan que los gastos en salud asociados en el tratamiento paliativo de enfermedades relacionadas con obesidad aumentó de 35 a 67 mil millones de pesos en ocho años y para el 2030 se necesitarán 300 mil millones de pesos anuales para este fin, monto fuera de toda posibilidad de financiamiento.

Estamos destruyendo nuestra fuerza laboral, ya que las enfermedades y muertes relacionadas con obesidad y desnutrición cancelan la posibilidad de llegar a ser un país desarrollado; el bono demográfico programado para el año 2030 no se podrá cobrar como se había planeado. “Es la peor manera de un país de suicidarse”.

Por otra parte, en comunidades rurales indígenas, la tendencia de descenso en la desnutrición en los últimos diez años nos hablan de que deberán pasar 80 años para superarla. “Esto es inaceptable porque si nos lo propusiéramos en cinco o seis años lograríamos el abatimiento de la desnutrición, porque tenemos los recursos y capacidades técnicas para hacerlo”.

No estamos aplicando políticas públicas adecuadas, el Estado se ha retirado de la política y objetivos de bienestar; ha desarticulado el desarrollo rural y las políticas de salud y bienestar, se ha desvinculado política económica de políticas social y asistencial. En las tres se está siendo ineficiente, cuando se requiere una política integral, considera.

Chatarra que vale oro

El consumo de comida chatarra en México representa un negocio de 60 mil millones de dólares, pero está causando daños graves a la salud. Entregamos a nuestros niños a un consumo de alimentos costosos, muy caros, y se crean condiciones para obligar a las familias más pobres a consumir este tipo de productos, que en las primeras etapas de la vida causan desnutrición y, en las etapas subsecuentes, obesidad. Es la peor combinación posible, porque el daño a la salud de un adulto obeso que fue desnutrido de niño es cinco o seis veces mayor que en alguien sin desnutrición, remarca el experto del INNSZ.

-¿Es posible que las empresas tengan una responsabilidad con el derecho a la alimentación, incluso se podrían aplicarse sanciones?

-Claro. Quizá resulte lamentable que se tenga que recurrir a las amenazas y a las sanciones, pero si la autorregulación que prometieron no ha dado ningún fruto, no ha mejorado la situación. No podemos dejar pasar los intereses de las empresas sobre el hecho de que la población acceda a una alimentación saludable. Esto tiene que ser una responsabilidad de Estado y las reformas constitucionales en materia de alimentación nos permiten, por primera vez, contar con ese instrumento

En México se privilegia el interés de las empresas, lo vimos en el acuerdo nacional de seguridad alimentaria, que ante un problema gravísimo que es la obesidad — somos el primer país en obesidad infantil–, en vez de buscar una solución para un problema de salud pública, se beneficio a las compañías.

Hacia una política contra la mala nutrición

Abelardo Ávila expresa que la situación actual en materia de nutrición es consecuencias de haber optado por un modelo que prometió resolverlo todo con el mecanismo del libre mercado y dejó de lado los ejes básicos del Estado de bienestar, lo cual puede permitir crecimiento económico de la población satisfaciendo de manera saludable las necesidades básicas, no como dádiva, sino como el ejercicio pleno de derechos humanos, esto último es un componente técnico fundamental para poder cambiar el rumbo del país.

Esta crisis nos vuelve a mostrar que la producción alimentaria debe ser un eje preventivo y estratégico en economías desarrolladas donde se destinen subsidios directos al campo para que el alimento no se encuentre sujeto a la oferta y la demanda del mercado.

México cuenta con toda la capacidad técnica y económica para abatir la desnutrición infantil y combatir la obesidad, es necesario generar un nuevo modelo de mercado basado en el bienestar y en los derechos humanos, afirma el experto.

Abelardo Ávila destaca que el Foro Nacional para la construcción de una nueva Política Alimentaria y Nutricional en México –que se efectuará el próximo 11 y 12 de junio en la Unidad de Congresos del Centro Médico Nacional Siglo XXI— es una oportunidad para conformar una propuesta política desde la academia con la participación también de diferentes representaciones políticas y sociales del país para hacer frente al problema de la desnutrición.

___________________________

Cifras de la desnutrición y la pobreza

*Cada año mueren 8 mil mexicanos por desnutrición

*Hay 52 millones de mexicanos pobres, 11 millones en pobreza extrema, 5 millones de niños con hambre y 1 millón desnutridos.

*La inseguridad alimentaria afecta ya a 25 millones de mexicanos.

marzo 30, 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s